Microliteratura

Posts Tagged ‘Ariel Rivadeneira’

Coincidencias

En Relato breve el 09/12/2012 a las 9:09 pm

La música suena y se desparrama como las hojas barridas por un viento distraído. Cuatro acordes se repiten hasta el cansancio. Los interpreta un acordeonista ciego y canta una soprano muda. Es todo demasiado extraño en este domingo inservible. Podría pensar que lo he soñado, pero no. Sucede delante de mis ojos como una letanía. Si avanzo, ellos me siguen. Si me  detengo, se detienen. Me observan y me imaginan como un acordeonista ciego cuya amante es una soprano muda.

Ya somos un cuarteto y me parece bien. Repito los cuatro acordes con mi acordeón que, ahora, suena como ocho. Mi amante simula cantar.

Hay ciertas similitudes que siempre alegran mi corazón ausente.

El difícil arte de pensar

En Relato breve el 30/09/2012 a las 10:34 pm

Hoy es martes. Los martes suelo tener pensamientos equivocados, inciertos, molestos.
Cuando llega el miércoles, ya pienso bien, pero me dura un día.
El jueves, otra vez, la misma rutina.
El viernes también es un día nefasto. El último, el de la semana pasada, no me gustó nada. Pensé eso y eso era desagradable.
Sábados y domingo, no pienso.
El lunes es diferente. Muy diferente. Me siento y espero, y lo hago sonriendo. No falla. Entonces el pensamiento comienza a dar vueltas, me rodea. Me hace preguntas que no respondo y entablamos una relación casi fraternal. Se entretiene conmigo y me hace muy bien.
Ese día, por favor, no llamen.

La espera

En Relato breve el 13/03/2011 a las 11:45 pm

El hombre sabe que a las siete vendrán por él. Se asea convenientemente y hace un recuento de su vida. Descubre que su memoria recuerda en color sepia y le agrada. No hay sonidos en las imágenes que regresan. No hay extraños, todo es familiar, quizá demasiado. Ya ha pasado su infancia y, ahora, la adolescencia vira a colores pasteles acompañada de sutiles murmullos.

Cuando se interna en su pasado reciente, la película se modifica. Hay una incierta violencia que sabe que le pertenece y algunos personajes que no le resultan indiferentes.

Suena el portero eléctrico, lo descuelga y alguien dice que son ellos, los de entonces, los mismos.

Cierra la puerta y baja y no recuerda más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR