Microliteratura

Indigestión

En Cadáver exquisito, Convocatoria Tenebrosa flash el 02/11/2016 a las 10:54 pm

Contó los dedos de sus pies para asegurarse de que estaban todos, pero, aunque no lo pareciese a primera vista, la cuenta daba diecinueve.

¡Diecinueve pasos dio hasta que se dio cuenta de su ira!

Ira encendida era lo que encontraba escudriñando en sus recuerdos pegajosos. Una gota de sudor seguía el camino trazado por una arruga.

Arruga tejida en su piel, como una cicatriz, que al tocar se evapora.

(Evapora cada luna con la salida del sol, quedan nubes gordas, perezosas y sonrientes mirando la mañana desmigajada y alegre).

Alegre melodía que suena dentro de su cabeza, sin cesar, hasta que rompe…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR