Microliteratura

El funeral maldito

En Relato breve el 18/03/2013 a las 11:30 pm

El día de mi funeral fui arrojado a la fosa común. Al despertar la cabeza aún me daba vueltas producto de alguna sobredosis. De Charles a Charles, Bukowski intercambiaba palabras y bebía whisky en las rocas con Baudelaire, mientras que con la mirada devoraban las firmes y bien torneadas piernas de Sylvia Plath, quien, inmersa en sus pensamientos, fumaba un cigarrillo extra largo. Lord Byron, sentado en el mugriento piso, le aullaba a una esmerilada luna en menguante, como llamándola, como queriendo despertarla de un extenso y diáfano sueño. En una esquina de aquel tugurio de mala muerte, Samuel Taylor Coleridge cortejaba a Virginia Woolf recitándole «Kubla Khan», su más célebre poema escrito en vida bajos los influjos del opio. Paganini amenizaba la juerga.

  1. Extraña combinación para un funeral. Sería interesante ver más escritos de Guillermo.

  2. Lo amé.

  3. Lo mágico de los lugares no está en los paisajes mágicos, sino en la compañía que nos rodea. El verdadero paraíso para un alma que mientras estuvo en sus últimos momentos viva, nadie estuvo para verla morir, y llorar por su partida…

  4. Tu gran obra de estratega, lo hiciste…..era de esperarse

Comments are closed.