Microliteratura

Ha llegado la hora del olvido

En Relato breve el 13/01/2013 a las 9:18 pm

Hay que borrar a todos de la mente y después a uno mismo  para yacer en armonía. Nunca decir que no cargamos a nadie  en los hombros porque nadie se va solo. Siempre hay alguien  en la  espalda.

Somos fugaces y así está escrito: venimos sólo para echar un vistazo  y nada más.