Microliteratura

Iniciativa popular

En Relato breve el 29/07/2012 a las 10:06 pm

Ya nadie llevaba la cuenta del número de efectivos. El Presidente arengó contra el país que nos asediaba. Los ministros levantaron el puño. No somos una gran nación, pero sí tenemos ciudadanos de enorme complexión, de pie grande. Fue H. Pipper, el famoso trompetista, el que comenzó con el plan. En el momento preciso dio la orden. Y la transmisión fue exacta a los puntos donde todos y cada uno de nosotros nos hallábamos reunidos. Saltamos a la vez. Fue un salto enérgico y descarnado. Que luego fuéramos los menos los que sobrevivimos y acaso ahora sólo formemos una provincia, es lo de menos. Importaba el fin del país enemigo. Y el salto medido de nuestros conciudadanos. Tras el acto, el terremoto. Aquí y allá. Entonces, sus tanques desarbolados. Un cisma de mil pares de cojones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR