Microliteratura

Manos

En Breve escritura manual, Relato breve el 25/03/2012 a las 9:08 pm

Mira por la ventana, siente la brisa fresca que rozando su rostro seca sus lágrimas. No puede mirar su rostro, algo le impide acercarse a ese cristal que ya está roto.

Cierra los ojos, respira hondo, se da la vuelta, se queda quieta durante un minuto; luego los abre para ver su mano tendida sobre la cama. El silencio de esa piel le recorre por todo el cuerpo congelando cada latido. Se sienta junto a él y delicadamente coge esa mano que, vacía, llena su cabeza de recuerdos. Esa mano sujetó el cielo, la peinó, la acarició e incluso la hizo tener miedo. Recorre los surcos, las arrugas que ya no llevan ningún nombre. Esa mano le devuelve la niñez olvidada.

Entre lágrimas ella susurra:

—Te quiero papá, no te olvidaré.