Microliteratura

Percepción II

En Relato breve el 26/02/2012 a las 9:31 pm

El hombre que está apoyado sobre la pared, mira insistentemente a una mujer que lee sentada en un banco de una plaza. Le gustaría saber qué lee para saber cómo hablarle. No sabe todavía que esa mujer prefiere no ser leída, no ser hablada.

Imagen de Duan Michals, cortesía de Gustavo Peralta.

  1. En qué cuaderno leíste,

    en qué agenda,

    en qué pared oculta de mi cuarto,

    que guardo alimañas formidables en mi alma,

    sabedoras pertinaces de mi angustia

    y a quienes agrada mi llanto,

    que seco con mi mano como si fuera barro,

    como si fuera sangre,

    como si fuera mierda

    que me corre por la cara.

    Dónde te informaron

    en qué casa buscarme,

    en qué rincón detenerme

    y en qué gesto recordarme,

    por toda la duración de mi existencia

    que hay para mí,

    exclusivamente para mí,

    un pasaje de vuelta

    al horror, al infierno, al delirio y a la muerte.

Comments are closed.