Microliteratura

Marchita

En Relato breve el 05/12/2010 a las 8:57 pm

Todas las mañanas deshojaba una margarita de su jardín. Por cada pétalo arrancado, su piel y su mirada se marchitaban un poco más, llenándose de tristeza, tornándose gris.

En su boca brotaban las palabras tímidas: «Me quiere, no me quiere».

En su cabeza una sola frase se repetía: «No me quiero».

  1. Simplemente genial, aun que pareciera que deposita sus anhelos y esperanzas de amor en el azar, en realidad mentalmente repasa una auto consigna de desamor, felicidades

  2. Estoy de acuerdo. Simplemente genial.

Comments are closed.