Microliteratura

Las hojas

En Cadáver exquisito, Cuentos de la Tuitah el 03/11/2010 a las 12:28 am

Encerrado en su cuarto, escribiendo todos los días.

Días atrás el calendario cobró vida y se dedicó a comerse sus propias hojas.

Hojas en blanco, algunas con manchas. De ella no se entendía nada.

¡Nada te debo! —masculló entre dientes. Levantó su pesado cuerpo y se hundió en la oscuridad.

Oscuridad era lo que se reflejaba en esos papeles, la oscuridad de su alma.

¿Alma? No, no creo que aún le quede alguna —eso me dijo. Y entonces la mía se escabulló por la ventana.

  1. […] This post was Twitted by sea_breve […]

Comments are closed.