Microliteratura

Tu cadáver en la cama

En Cadáver exquisito el 25/10/2010 a las 10:43 pm

Con un zapato le dio un buen golpe.

Golpe en el centro del pecho, como una flecha certera, directa, que atravesó su corazón, que le apagó la luz.

¡Luz! —pidió a gritos. Pero la respuesta fue un violento silencio.

Silencio en las noches, silencio en sus labios, en sus ojos, pero en su interior gritaba, su piel ardía de anhelo.

Anhelo de dormir en el suelo cuando se tiene cama grande.

Grande, tan grande que el fuego comenzó a incendiar la cama y los dos se consumieron en un beso que detuvo el tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR